Ingredientes

  • 300 grs. harina común

  • 6 huevos

  • 1 cucharada (25 grs.) de levadura fresca

  • 2cucharadas de aceite

  • leche cantidad necesaria

  • azúcar impalpable para espolvorear

  • aceite para freír

Procedimiento

  1. Poner en un bowl la harina en forma de corona. Agregar 6 yemas, una pizca de sal y las 2 cucharadas de aceite. Mezclar bien con cuchara de madera e ir incorporando de a poco la leche necesaria para obtener una pasta semilíquida pero consistente. Disolver la levadura en un poco de leche tibia con una cucharadita de azúcar, agregar a la preparación anterior. Dejar reposar ½ hora aprox. Mientras batir las claras a nieve y mezclar con la pasta suavemente. Poner aceite en una sartén y llevarlo a temperatura para freír, colocar la mezcla de a cucharadas. Rotarlos. Una vez que estén bien dorados escurrirlos sobre papel absorbente. Colocarlos en una fuente y espolvorear con el azúcar impalpable. Servir fríos o tibios.